Corona

Cirujano José Luis Martínez Ardila: “En todo procedimiento estético debe imperar la naturalidad”

 

 

Conocido como el cirujano de las reinas por su atención  a las candidatas al Miss Venezuela y distintas celebridades, el doctor José Luis Martínez Ardila, especialista en cirugía plástica y reconstructiva, en cuyo currículo también figura ser profesor de Anatomía de la reconocida Universidad del  Zulia, Venezuela, concedió una entrevista para la columna Cuando La Meta es La Corona  de Gianella Magazine.

Tras reflexionar sobre la importancia de escoger un especialista certificado y con trayectoria antes de tomar la decisión de ser ingresado a un quirófano, Martínez, cuya cuenta en Instagram es @elcirujanodelasreinas, respondió las interrogantes que se ocultan tras los certámenes de belleza para arrojar luces sobre el tema.

¿Cuáles son los cánones de belleza actuales?

–Los cánones de belleza varían según  el tipo de concurso que se trate, por ejemplo, en el caso de escoger reinas de feria o de carnaval, son mucho más flexibles: las muchachas pueden ser bajitas, tener más volumen de senos y no tiene que ser modelos perfectas; pero evidentemente cuando se trata de certámenes nacionales o cuando se busca seleccionar una miss para un concurso internacional entonces ya tienen que adaptarse más a los cánones universales, a lo que se está manejando en el resto del mundo ; en este caso hablamos de que son muchachas mucho más delgadas, obviamente tienen que ser altas pero en este momento no tanto. Anteriormente se exigía que midieran uno ochenta o más, ahorita no necesariamente, ahora  pudiera concursar una muchacha de uno setenta e incluso un poco menos y ser una buena candidata.

Por otro lado –prosiguió el entrevistado-  los senos grandes no se están llevando, realmente las muchachas, en su mayoría, van sin implantes mamarios. Igualmente ha variado el patrón de medidas 90 – 60 – 90; ya no es el estándar. Una muchacha puede tener 80 centímetros de busto natural y va perfectamente bien.

Con respecto a cirugías, explicó el conocido como el cirujano de las reinas, que  se busca mejorar la nariz, “se busca armonía, por eso se levantan las cejas y eventualmente se usa bótox, pero siempre bajo la premisa de hacerlas lucir naturales y que sea tan sutil la intervención que no se note que están operadas.

 

Resultado de imagen para misses venezolanas¿Cuál es el prototipo de la miss venezolana con respecto al resto de Latinoamérica?

–No existe patrón único porque obviamente debe haber cierta variedad en los certámenes; además, hay que estar conscientes de que los criterios de belleza van cambiando con el tiempo y también varían de acuerdo a la región geográfica por lo cual hay que irse adaptando. Obviamente, las venezolanas tienen aspecto de mujer latina y se procura que sea lo más alta posible, lo que no siempre resulta fácil porque se procura que midan más de un metro  70 centímetros, aunque esta última exigencia  recientemente ha variado y hay mujeres que aunque no son altas son buenas candidatas para certámenes internacionales.

La diferencia entre las miss venezolana y resto de latinoamérica no es demasiado significativa; hay mucha similitud porque en este momento el mundo es una sola cosa, lo cual ha contribuido a la estandarización de criterios para efectos de los certámenes.

¿Cuáles son las intervenciones quirúrgicas más solicitadas?

–Lo más común para todo el universo que se hace cirugías plásticas son  implantes mamarios, rinoplastia y lipoescultura. Para efectos de misses la más comunes son rinoplastia, lipoescultura de ciertas zonas e implantes mamarios de último lugar, incluso ahora son más frecuentes los procedimientos para elevar las cejas o mejorar mejilllas que colocar implantes mamarios, último procedimiento que ahora ocupa entre cuarto y quinto lugar.

 

En promedio ¿Cuántas cirugías se hace una candidata a un concurso de belleza?

–El número de cirugías que se hace  una miss es variable y depende si está dispuesta a realizarse cirugías, que no siempre lo está. Por otro lado, hay que considerar  lo que realmente necesita, la idea no es operarlas todas o ponerlas artificiales, la intención es que se vean naturales y no se note que están operadas. Generalmente necesitan ayuda con la nariz, porque en Latinoamérica y específicamente en Venezuela hay mucha afrodescendiente, lo que se traduce en piel gruesa, mismas características genéticas de la región que obligan a afinar la nariz que suele ser punta redondeada y bulbosa, por lo que hay que mejorarla.

En cuanto a cirugías corporales, generalmente se les ayuda con las medidas de la cintura a través de la lipoescultura y eventualmente corregir cicatrices e incluso las mejillas. En tal sentido, en promedio una candidata tiene entre una y tres cirugías; sin embargo, hay muchachas que no se someten a ninguna cirugía, sobretodo ahora que los implantes mamarios no son la regla.

 

¿Cree que realmente los concursos han dado un vuelco hacia la belleza con propósito?

–“Definitivamente la belleza con propósito es la tendencia, así que ya la cirugía plástica no tiene la preponderancia y ha pasado a convertirse en una ayuda, porque realmente las muchachas para impresionar en el casting y durante todo el proceso de selección deben tener una profesión, hablar varias idiomas, demostrar un nivel cultura elevadol, cuidar la forma de expresión; incluso, de ser posible ser  artistas o tener algún talento que puedan demostrar. Así que si bien es cierto que la cirugía plástica es importante en los concursos de belleza porque ayuda a la meta de lucir bien, lo que va de la mano de la naturalidad, también es cierto que se le da más peso a otras cosas que no se logran en ningún quirófano”, pues están vinculadas a la inteligencia y el altruismo de las candidatas.

 

Por Johana Rodríguez

Most Popular

To Top