Espectáculo

Morgan Freeman convierte su rancho en un santuario para abejas

Morgan Freeman, el actor, director de cine y filántropo ha agregado un nuevo título a su nombre: Apicultor. La celebridad de 81 años decidió convertir su rancho de 51 hectáreas en Mississippi en un santuario de abejas.

Freeman importó 26 colmenas de abejas de Arkansas a su rancho en Mississippi. Allí, Freeman trabaja para alimentar a las abejas con azúcar y agua y tiene ayuda para plantar árboles amigables para las abejas, lavanda, trébol, etc.

El actor agregó que nunca usa un traje o sombrero de apicultor y que aún no lo han picado. Él solo las alimenta y no tiene intención de cosechar miel o afectar a las colmenas.

Freeman, conocido por su activismo ambiental, no es la primera celebridad en dedicarse a la afición: sigue los pasos del fallecido actor Henry Fonda y de la reina del estilo de vida Martha Stewart; mientras que la actriz Beth Brohr, conocida por su actuación en la serie de televisión “2 Broke Girls” y su novio, Michael Gladis, de la serie Mad, también se han convertido en apicultores aficionados con fines ecológicos.

Tres beneficios de la apicultura:

  • la polinización de las plantas en flor, salvajes o cultivadas, es indispensable para que la vida continúe sobre la tierra. Este proceso esencial es de un valor inestimable.
  • A la gente de todo el mundo le gusta la miel: el más popular de los productos de la apicultura. Tradicionalmente, en casi todas las sociedades, la miel ha tenido una función medicinal y nutritiva. Ya sea fresca al nivel de poblado o en envases sofisticados, la miel produce rentas y puede crear medios de vida y desarrollo en varios sectores dentro de una misma sociedad.
  • La cera de abeja es un producto importante de la apicultura. La mayor parte del abastecimiento mundial proviene de los países en vías de desarrollo.

Most Popular

To Top